domingo, 19 de junio de 2011

INVASIÓN A POLONIA. INICIO DE LA 2º GUERRA MUNDIAL




Es sabido que cualquier enfrentamiento entre países -ya sea bélico o no- es un proceso muy complejo, impulsado por múltiples causas y no la consecuencia de un sólo hecho. Sin embargo hay hechos y fechas puntuales que quedan en la historia como el detonante de un conflicto. La invasión a Polonia es uno esos acontecimientos, que gatilla o pone en marcha el conflicto bélico más devastador de la Historia.




La invasión a Polonia fue anunciada días antes por Adolf Hitler en un discurso brindado a la cúpula del ejército alemán en la que ponía en claro sus propósitos: “Aniquilación de Polonia en primer término [...] No tengáis piedad. Actuad con brutalidad”.

Los esfuerzos diplomáticos no consiguieron frenar sus intenciones, la invasión era inevitable.El 31 de agosto de 1939, en una maniobra “propagandística”, hombres de las SS atentaron contra una radio alemana cercana a la frontera, generando así un pretexto para “justificar” el ataque.

Las tropas fueron puestas en marcha y el 1 de Septiembre de 1939, Alemania invadía Polonia. Dos días más tarde, Francia y Gran Bretaña hacen su declaración de guerra contra Alemania, dando comienzo “oficialmente” a la Segunda Guerra Mundial.


En este momento, el ejército nazi se encontraba en el interior de Polonia en las cercanías al río Vístula. La nación polaca se encontraba en una difícil situación: sus tropas nos estaban ubicadas estratégicamente, la tecnología de los tanques alemanas superaba ampliamente a su obsoleta caballería.

Los aliados franceses y británicos no estaban preparados, y las acciones bélicas que llevaron a cabo contra Alemania no le causaron pérdidas graves.

Polonia se vio rápidamente dominada. Su sistema de transporte y su fuerza aérea fueron destruidos por los bombarderos. Cracovia cayó el día 6 de Septiembre. Para el 9, las últimas fuerzas polacas se encontraban acorraladas.


Los días siguientes se produjo la entrada en escena de la Unión Soviética que también tenía grandes intereses en controlar Polonia. El nuevo frente abierto por el ejército soviético terminó de doblegar la débil defensa polaca.




Finalmente el gobierno huyó hacia el exilio. Diez días después la ciudad de Varsovia capitulaba. Ya sin gobierno y sin ejército, ambas potencias agresoras (la URSS y Alemania) procedieron a repartirse Polonia algo que los gobiernos de Adolf Hitler y Stalin habían pactado secretamente.

Fuente: sobrehistoria.com/el-comienzo-de-la-segunda-guerra-mundial-la-invasin-a-polonia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada